lunes, 16 de mayo de 2011

Películas Sobrevaloradas: El Espíritu de la Colmena (V)


Título: El Espíritu de la Colmena
Título Original: El Espíritu de la Colmena
Director: Víctor Erice
Guión: Víctor Erice y Ángel Fernández Santos
Música: Luis de Pablo
Fotografía: Luis Cuadrado
Reparto: Ana Torrent, Isabel Tellería, Fernando Fernán Gómez, Teresa Gimpera, José Villasante, Laly Soldevilla
Año: 1973 Duración: 94 mins Color
SINOPSIS: En un pueblo castellano en la postguerra, dos hermanas de seis y ocho años, Isabel y Ana vieron la película "El Doctor Frankenstein". A la pequeña le causó tal impresión que no dejaba de hacer preguntas sobre el monstruo a su hermana mayor. Cierto día, la familia se dio cuenta de que Ana había desaparecido de la casa. Y mientras todo el pueblo la buscaba, ella consiguió ver a Frankenstein reflejado en las aguas del río por la luz de la luna. Y desde entonces lo sigue invocando…




Como ya sabréis, blogger estuvo inactivo durante dos días, provocando que las entradas que se estaban escribiendo, las publicadas y los comentarios correspondientes a esas fechas, se los ha tragado la red de redes. Por ello, no hay Barça- Madrid que valga, todo eso se ha perdido. Así que nada mejor que dar la rebienvenida a la mejor sección del blog, nuestras queridísimas Películas Sobrevaloradas. Lo cierto es que últimamente he visto mierda que alcanza unas cotas terribles, por lo que esta sección se podría saturar. Pero la mierda infecta que nos ocupa, merece un lugar especial, una crítica corta y concisa sobre esta hediondez.

EL PUTAMIERDISMO ELEVADO A LA MÁXIMA POTENCIA

- Ver a Fernando Fernán Gómez manejando un panal de abejas es CINE. Ver a Edward Fox montar su propio rifle en Chacal, NO.

- Ver a Fernando Fernán Gómez fumando en la ventana con diálogos de Frankenstein de fondo es CINE. Ver a Lauren Bacall fumando delante de Humphrey Bogart en Tener y no Tener, NO.

- Ver a Ana Torrent y a Isabel Tellería hablando en susurros mientras hacen sombras chinescas es CINE. Ver discutir a grito pelao en un restaurante a John Travolta y a Samuel L. Jackson en Pulp Fiction, NO.

- Ver a Fernando Fernán Gómez escribir con una voz en off que habla sobre las colmenas es CINE. Ver a Al Pacino escribir mientras su voz en off relata sus planes en El Padrino III, NO.

- Ver a Teresa Gimpera despertarse durante más de dos minutos es CINE. Ver a Jeff Bridges despertarse en el suelo tras un duro golpe en El Gran Lebowski, NO.

- Ver a Fernando Fernán Gómez explicando a las niñas la idiosincrasia de las setas es CINE. Ver a Alan Ford explicando cómo devoran los cerdos un cadáver humano en ocho minutos en Snatch, Cerdos y Diamantes, NO.

- Ver a José Villasante tirarse de un tren herido en el tobillo es CINE. Ver a Robert Redford tirándose de un tren escapando de la justicia en La Jauría Humana, NO.

- Ver a Ana Torrent mirando un álbum de fotos de familia mientras Teresa Gimpera toca el piano de fondo es CINE. Ver a Harvey Keitel manejando las fotos de su estanco en Smoke, NO.

- Ver a un grupo de niñas saltando una hoguera mientras Ana Torrent mira es CINE. Ver cualquier conversación de un western durante la noche, bajo la luz de una fogata, NO.

- Ver a Isabel Tellería jugar con un gato, que éste le muerda, que ella sangre y que se pinte los labios con su sangre mirándose a un espejo es CINE. Ver a Burt Lancaster llevando a Claudia Cardinale del hombro, sacarse un puro, encender con él la mecha de la dinamita y cargarse a una carreta en Los Profesionales, NO.


Una niña mirando un panal de abejas: cine en estado puro, juas, juas


Ejemplos completamente dispares con un punto en común entre ellos. Dos formas diferentes de ver el cine. Ya sabemos lo que es lo bueno y lo que no. Víctor Erice es un maestro y el que diga lo contrario es un empalmado que no se entera de nada. Estupendo. Ya sabemos lo que es el cine: hacer un coñazo infecto de película, de larguísimos silencios, con planos inconexos como los anteriormente expuestos (y así hasta el infinito) de diálogos en susurros que no dicen absolutamente nada, sin hilo conductor, y con una BSO de tono monótono que da una vergüenza ajena impresionante. Eso es el cine. Luego te tiras el rollo y hablas de la posguerra, de lo mal que se vivía en pueblos perdidos de la mano de Dios, de la dura y cruda infancia, de la incomunicación, de una colmena que no sé cuántos, de las tropecientas mil metáforas que contiene, del niño ignoto que me duele dentro y ya tienes una obra maestra. Y a ganar festivales. ¿Esto es cine? No, esto es una puta mierda como un castillo de grande.

Y hay muchos que la califican como la mejor película española de todos los tiempos. Pues vale. Que os den por culo. Y ahora, me fusiláis, maricones.

Media de IMDB: 8 (4.585 votos)
Media de Filmaffinity: 7,9 (7.895 votos)
Media de Cinetrivia: (sin votos)

martes, 22 de marzo de 2011

Eduardo Inda fuera de Marca

¡Adiooooooooooooooooos, Eduardo, adioooooooooooooooos!

Tras algo más de dos meses sin pisar por estos lares, donde podría haber escrito unos cuántos artículos, resucito el blog con una buena noticia para el periodismo deportivo, aunque muy mala para el periodismo político, porque el tiempo dará la razón a todos los que somos críticos con el entecillo que nos ocupa.

El director del diario Marca, Eduardo Inda, dejará sus funciones en el periódico deportivo en las próximas semanas, para ser el nuevo director de la cadena de la TDT, Veo7, ocupando el lugar de Ernesto Sáenz de Buruaga. Su sustituto, será Óscar Campillo, director de la Televisión de Castilla y León, que tiene la difícil tarea de mantener las grandes ventas del diario, pero a la vez, intentar suavizar el forofismo exacerbado lleno de amarillismo en el que se ha convertido el ex-diario deportivo que, a día de hoy, no es más que la hoja parroquial ultramadridista y más antibarcelonista que nos podamos encontrar.

Del personajillo en cuestión ya hablé hace casi un año en aquel artículo sobre la infame prensa deportiva española titulado Yo crispo, tú crispas, él crispa http://unjodidobastardo.blogspot.com/2010/04/yo-crispo-tu-crispas-el-crispa.html donde dejé clara su ineptitud a la hora de escribir, sus infames campañas contra el Barça y contra el ex- entrenador del Real Madrid o su veletismo incluso dentro de un mismo artículo. Sobre éste último asunto quería incidir un poco más. Basten un par de perlitas maravillosas de sobra conocidas por casi todos los que seguimos las andanzas del tipo que más daño ha hecho en la historia del periodismo deportivo español:

"A ese acierto que me da va a ser Pellegrini hay que garantizarle mando en plaza y una vida laboral superior a los dos años que figurarán en su contrato. La estabilidad pasa también por el vestuario. Porque si bien todos pensamos y deseamos por el bien del espectáculo que el Florenteam pite a la primera, tampoco es descabellado barruntar que a la primera temporada no sea la vencida. Las semillitas normalmente tardan en germinar."[Eduardo Inda, Marca, 2 de junio de 2009]

Portadas de los días, 28 de Octubre de 2009, 11 de Marzo de 2010m 12 de Abril de 2010 y 17 de Mayo de 2010, respectivamente:





A este respecto, conviene leerse el magnífico artículo de Miguel Gutiérrez, aka Louis, editor de la Libreta de Van Gaal, que deja en evidencia el veletismo de míster Indacente, publicado el 27 de Octubre de 2010, uno de los muchos artículos sobre este lamentable periodista: http://www.lalibretadevangaal.com/2010/10/las-ratas.html#more-4767

Por no hablar de las opiniones sobre Benzemá, idolatrado cuando fue fichado y que fue defendido a capa y espada frente a Higuaín y denostado hasta hace dos meses para volver a ser loado,

Portadas de los días 27 de Octubre de 2010 y 15 de Noviembre de 2010 respectivamente:




Portadas de los días, 14 de Enero de 2011 y 17 de Enero de 2011 VS portadas de los días 27 de Enero de 2011 y 20 de marzo de 2011, respectivamente:




No hase falta disir nada más.

Estas portadas, evidentemente, las elige él. Y todo ello sin hablar de la constante felación pública que hace a Mourinho a Florentino y a Cristiano, el odio visceral hacia al Barça, sobretodo hacia Guardiola, sus editoriales, sus Puntos sobre las íes donde suelta frases patéticas para la historia, el españolismo rancio del que hace gala, las editoriales, los sellos de chiste, las portadas de humor involuntario dignas de El Jueves y, por supuesto, los tropecientos mil fichajes inventados para su Real Madrid. La lástima de todo, es que no se pueden recuperar todos sus impagables videoblogs, donde impartía clases periodísticas a la par que sentaba cátedra sobre el fútbol. Paradójicamente en la web del diario, los comentarios sobre el videoblog estaban prohibidos, no se podía escribir nada. Eso sí, la cantidad de votos negativos que recibían tendían a infinito. Un vídeo donde se le deja en evidencia y aparece brevemente su videoblog:



video



Tras este resumen, hay que hablar de sus últimas sentencias vomitivas. Pero hay que ponerse en contexto. La semana pasada, el conductor del programa El Partido de las 12 que emite la Cadena Cope, Juan Antonio Alcalá, habló de una información que proviene de una fuente del Real Madrid, en la que se decía que los médicos del Barça eran de dudosa reputación y que el Valencia de la época en la que su entrenador era Rafa Benítez (ganando 2 ligas y una Uefa) estaba relacionado por aquel entonces con el doctor Eufemiano Fuentes. Las acusaciones de dopaje hacia estos dos equipos eran claras. El Valencia mostró su indignación, el Barcelona demandó a la Cadena Cope por injurias y calumnias y el Real Madrid no ha dicho esta boca es mía. Ni un comunicado. Sólo una llamada de teléfono de Florentino Pérez a Sandro Rosell.

http://www.ivoox.com/directo-marca-09-21-03-2011-audios-mp3_rf_580927_1.html


El enlace corresponde a una tertulia del programa Directo Marca, de la cadena Radio Marca. A partir del minuto cuatro/cinco y hasta el corte a publicidad, los contertulios debaten sobre este asunto. Hablan Paco García Caridad, conductor del programa, Roberto Gómez (otro veleta que tal baila), Pepe Gutiérrez, encargado de la información sobre el Barça en Antena 3 y, por supuesto, nuestro jenio (sí, con J) del periodismo: Indacente.

Al respecto de la información que dio a conocer la Cadena Cope unos días atrás, fue preguntado Pep Guardiola, a lo que respondió, dicho de forma resumida: "Es una pregunta para ellos (Real Madrid). Las dos partes discrepan y cuando se pongan de acuerdo ya nos lo aclararán." Le pregunta (precisamente Pepe Gutiérrez) por qué ha mencionado a Florentino Pérez y responde Guardiola: "Él es el máximo responsable, ¿no? No es el utillero, es él".

Primero Inda habló del nerviosismo de Guardiola (???) y su palmero, Caridad, empezó a citar situaciones controvertidas que protagonizó el técnico azulgrana. Acusó en general a la prensa de que no se le da palos nunca, ni se le mide con el mismo rasero a su adorado Mourinho, al que sistemáticamente vejan. Pero soltó dos frases para la historia, a la altura de las del fascismo que ya ni quiero comentar. Esto dijo sobre Guardiola: "Es la frase del año, porque incrimina de forma injusta, torticera y cobarde al Sr Pérez". Que yo sepa sólo ha pedido explicaciones, si tú ves que incrimina, eres un conspiranoico. "El Sr Guardiola en algunos temas no es el más indicado para hablar". Y la dijo hasta en tres ocasiones. Esta perlita que da una vergüenza ajena y un profundo asco que tira para atrás, es una clara alusión al positivo que dio Guardiola en el año 2001 cuando militaba en el Brescia por nandrolona. Caso del que fue ABSUELTO en el año 2007.

http://es.wikipedia.org/wiki/Josep_Guardiola
http://www.elpais.com/articulo/deportes/Guardiola/inocente/elpepudep/20071024elpepidep_8/Tes

Así se las gasta este personaje. El mismo Miguel Gutiérrez escribió sobre su llegada a Marca en el recomendabilísimo blog Diarios de Fútbol, y el primer comentario fue el de un tal Von Paulus, aunque debemos cambiar el tal por el gran. Su profecía se cumplió con creces. Sirva el artículo escrito por Louis el pasado domingo en la Libreta de Van Gaal, donde enlaza su artículo escrito en el año 2007 y ensalza la figura de Von Paulus. Me quito el sombrero: http://www.lalibretadevangaal.com/2011/03/la-profecia-de-von-paulus.html#comments

Para finalizar, hay que hablar del réquiem de Inda. En el programa que emite la cadena catalana Ona FM llamado Fora de Joc, hacen una parodia calcada del videoblog de Inda. Menuda sátira. Y es impresionante, totalmente descacharrante. Simplemente es genial. Sólo enlazo un vídeo, el último, el mejor, absolutamente sublime:



video


Hay seis o siete más que merecen la pena escuchar. A la derecha están y sino, pinchando en el nombre del que los subió, se pueden encontrar.

En fin, este es el personaje que por fin le han largado del mundo del periodismo deportivo. Y este es un simple artículo, el más extenso en cuánto a imágenes y enlaces de mi blog, basten esos dichos enlaces e imágenes y un par de vídeos, porque este señor se deja en evidencia el solito. Y no he sido demasiado duro con él, podría haberme ensañado mucho más. Porque este tipo da para escribir una tesis doctoral sobre lo que no se debe hacer en periodismo. Pero no cantemos victoria aún, puede que continúe hablando de lo que no tiene ni puta idea, de fútbol y veremos qué hace Campillo bajo la dirección de Marca. Mantener las ventas y ser menos forofo es difícil, sabemos lo que vende en este país. Pero ser un poquito más objetivo y no difamar es bien fácil. Desde aquí, profetizo (cosa que no suelo hacer) como Von Paulus I el Grande: Inda va a destrozar Veo 7. Puede que suba la audiencia, que supere a sus inmediatos perseguidores, gane popularidad, etc. Pero con él en la dirección, el nivel de bilis, de derechismo y de mil calumnias va a subir como la espuma. Y de manera exponencial. Pero eso sí, la alegría de que nos deje en paz a los que no seguimos la política es enorme, así que: ¡hasta nunca Inda y no vuelvas más!

miércoles, 12 de enero de 2011

Decepción sí; Injusticia no

La evidente sorpresa del gran Leo Messi


Leo Messi ha sido elegido el ganador del premio Fifa Balón de Oro 2010, un premio que nace de la fusión entre el Fifa World Player y el Balón de Oro. Contra todo pronóstico se ha alzado con su segundo trofeo consecutivo por delante de los dos favoritos, Xavi Hernández y Andrés Iniesta. La designación de este premio ha levantado un gran revuelo y ha traído consigo mucha polémica en nuestro país. Muchas críticas se han vertido hacia la Fifa, se ha llegado a decir que se han reído de España, que se ningunea al fútbol español, incluso se ha hablado de posibles tongos y, sobretodo, se ha utilizado una palabra para definir el resultado final: injusticia.

Vaya por delante mi opinión y valorar a quién hubiera votado yo en este Balón de Oro. La primera consideración que hay que hacer es que este año ha sido después de los tres últimos ganadores indiscutibles (Kaká, Cristiano Ronaldo y el propio Leo Messi) un año especial. Se han barajado muchos nombres, no había un ganador claro, ha sido tema de debate durante mucho tiempo. Fuera del podio se han quedado varios nombres, a destacar el trío formado por Arjen Robben, pieza fundamental del doblete del Bayern de Münich y de la selección holandesa, su compatriota Wesley Sneijder, el alma del Inter y de Holanda y el argentino Diego Milito, el estilete del ganador del triplete del Inter.

Personalmente, el Balón de Oro se lo hubiera dado sin dudarlo a Xavi, por su excelsa trayectoria de los últimos años. Es el eje, el cerebro, la sala de máquinas del Barcelona más grande de la historia y de la mejor España de todos los tiempos. Es el que marca las pautas del juego, el director de orquesta que reparte juego y dirige la pelota al lugar exactos. Su 2010 ha sido tan impresionante como otros años. En segundo lugar, hubiera votado a Wesley Sneijder. Un jugador renacido, un hombre que ha distribuido el juego del Inter, que ha servido de enganche perfecto a la delantera para llevarla al éxito absoluto. Y además, ha sido el que ha llevado a Holanda hasta la final del Mundial, marcando los dos goles de la remontada ante Brasil en cuartos de final. Y, en tercer lugar a Leo Messi, delante incluso de Iniesta, ya que el manchego ha estado lesionado gran parte del año, apenas ha rendido la temporada pasada en el Barça y llegó justo al Mundial. Marcó el gol de nuestras vidas sí, y actualmente está alcanzando un nivel superlativo. Pero aún tengo mis dudas sobre si se valora el año natural o la temporada, pero esa es otra cuestión a dirimir más adelante.


Los tres cracks azulgranas


Cualquiera de los cuatro sería un justo vencedor, incluso de los seis. El tercer puesto que yo le hubiera dado a Messi es evidente: es el mejor jugador del mundo. Y eso, muy pocos se lo pueden discutir. Es estratosférico. Ha marcado 58 goles en 54 partidos, ha ganado la Liga y la Supercopa de España, Pichichi en España y Bota de Oro. Son números más que suficientes para ser candidato a cualquier premio. Discutir la justicia de su premio se me antoja como una auténtica blasfemia. Los ventajistas argumentan que su Mundial ha sido muy malo. Evidentemente. Jugaba lejísimos de la portería, casi de mediocentro, donde nunca ha sido su posición. Si pones a Xavi de delantero centro o al mismo Iniesta, sucedería lo mismo. Además, este año, por mucho que digan que no ha sido un gran año, ha explotado. Ahora Messi juega donde le da la gana. Ya no es el extremo derecho, es una especie de falso delantero o de media punta. Anda siempre en zona de tres cuartos, moviéndose a sus anchas de banda a banda. Sigue marcando golazos y, a día de hoy, es el máximo asistente de la Liga con un total de quince. A lo que hay que sumar sus dieciocho goles, casi nada. Por todo ello es un más que merecido ganador del torneo.

Una vez expuestos los argumentos, viene el debate. El supuesto ninguneo al fútbol español no ha sido tal. Las votaciones lo han reflejado. Seis jugadores españoles conforman el once ideal. Poco más del 40% de los votos han ido a parar a jugadores españoles. Un porcentaje altísimo, probablemente nunca ha sido obtenido por un mismo país. Lo cual indica algo muy importante: que los jugadores españoles se han repartido los votos. Lo que ha primado en la selección durante el Mundial, es el juego colectivo. Todos los elogios iban encaminados hacia ese aspecto del equipo. La colectividad por encima de las individualidades. Ni siquiera entre nosotros, los españoles, podíamos definir a la estrella del equipo, no nos poníamos de acuerdo. Y eso es lo que ha pasado, que ha llegado un tercero en discordia y se ha llevado el trofeo, ni más ni menos. Si el sistema de elección fuera el antiguo de France Football, el ganador hubiera sido Sneijder. La conclusión es evidente, Iniesta y Xavi se han quitado votos entre sí.

Ahora nos rasgamos las vestiduras, porque en año de Mundial siempre se ha premiado a un jugador del equipo campeón desde que se dan premios a jugadores no europeos: Zidane (1998) Ronaldo (2002) y el más que discutido Cannavaro (2006). Con más o menos razón, fueron los líderes claros de esos equipos. Y, por supuesto, nos quejábamos de la elección de Cannavaro, que sólo por el Mundial no se lo merece. Tres cuartos de lo mismo se puede decir de Iniesta (y que conste que yo adoro a Iniesta) pero como es español no se dice. Otros dos apuntes más: la vergonzosa portada de La Gazzetta dello Sport, aquí expuesta, no es más que una pataleta del prestigioso diario italiano. En las anteriores ediciones, se filtra el resultado del ganador y La Gazzetta lo anuncia en primicia. Como en esta ocasión les ha salido el tiro por la culata, la Fifa ha sabido mantener el resultado final en el más absoluto de los secretos, pues se han enfadado. No les ha sentado bien. Típico del periodismo actual, que se exaltan en cuanto les llevan la contraria, porque se creen que lo saben todo y están en un pedestal. La segunda reflexión viene porque en España y en esa prensa amarillista, hay una envidia malsana hacia todo lo que huela a blaugrana. Como no se lo han dado a ninguno de los españoles- y a buen seguro de haber sido así, hubieran ninguneado al Barça y a la Masía, todos los méritos se los hubieran concedido a la Roja- les ha escocido y mucho. Simplemente hay que hacer dos preguntas: ¿han llorado porque le hayan dado el premio a Mourinho en lugar de a Del Bosque? No. ¿Si el ganador en vez de Messi, con Iniesta y Xavi como candidatos, hubiera sido Cristiano Ronaldo habrían llorado? Fin de mi argumentación.



La vergonzosa e infame portada de La Gazzetta dello Sport


Otro aspecto importante que convendría aclarar, es el de definir los criterios de votación y sobre cuáles hay que regirse por encima de otros. Y que los hicieran públicos. Cada uno se basa en lo que quiere, y hay mil consideraciones. Aún no se sabe a ciencia cierta si se valora la temporada o el año natural. En un año de Mundial, no está claro que sea lo que más importa sobre todas las cosas. Si se valora la calidad individual, su trayectoria durante los últimos años, la trascendencia que ha tenido en los éxitos de su club, el número de títulos conseguidos o el no haber ganado absolutamente nada. O el número de goles y asistencias. Que se expliquen, que se se escriban y se actúe en consecuencia, porque así pierde credibilidad. El cachondeo padre viene con el anuncio de la UEFA de otorgar otro Balón de Oro diferente, a la antigua supongo, con sólo europeos. Otro premio más, para engrosar la lista. Veremos lo que sucede con él.

La tristeza porque no hayan ganado uno de los nuestros es evidente, yo también la siento. En especial lo siento por Xavi, era su última oportunidad. Entristece también que, al mirar la lista años después, no encontraremos su nombre. Porque este premio no es más que eso. Pero Xavi es evidente que pasará la historia y formará parte de esa lista de los no ganadores del Balón de Oro. Se unirá a los Laudrup, Maldini, Baresi, Henry, Kahn, Bergkamp, Dalglish, Futre, Schuster o Lineker. Porque los aficionados no olvidamos a los grandes jugadores de la historia del fútbol.

PD: El artículo polémico que anuncié que iba a escribir en el post de la Inclutura Musical, iba a tratar de la ley antitabaco. Iba a ser muy extenso, defendiendo a capa y espada el derecho de los fumadores, la porculazicación sistemática y la demonización a la que estamos siendo sometidos por parte de la sociedad y de la prensa. Pero he tenido estos días un montón de debates y he acabado harto, no me apetece hacerlo. Eso sí, más que nunca, estoy orgulloso de mi avatar. Fuck the law!

lunes, 13 de diciembre de 2010

La Trilogía Americana de Ellroy


América, Seis de los Grandes y Sangre Vagabunda, son los tres títulos que componen la trilogía sobre Estados Unidos que James Ellroy ha publicado entre 1996 y 2009. Tres títulos clave, más de 2.000 páginas, mezcla de realidad y ficción, para entender una parte importante de la historia de EE.UU, un período que va desde 1958 a 1972, con el asesinato del presidente Kennedy, los asesinatos de su hermano Robert y de Martin Luther King y, el fin del mandato del director del F.B.I, J. Edgar Hoover, pasando de puntillas por el escándalo de Watergate que obligó a Nixon a dimitir.

Una vez señalados los puntos más importantes del relato, lo primero que hay que apuntar es que estas tres obras no son única y exclusivamente rollos políticos, ni mucho menos ensayos sobre los acontecimientos. Lo que hace James Ellroy es tratar la historia de su país desde las bambalinas, los entresijos políticos, mafiosos y policiales, la intrahistoria. Es un mundo sórdido, donde las buenas intenciones no son más que charlatanería. Nadie se libra, todos están manchados, todos tienen sucios intereses movidos por sentimientos como la venganza, las traiciones y, por supuesto, el vil metal. Un retrato de una sociedad racista, donde ciertamente los negros no salen bien parados, aunque nunca podremos dilucidar si Ellroy es racista o no, porque una de las reglas básicas de la literatura es que nunca se puede confundir al narrador con el autor, no tienen por qué ser necesariamente la misma persona.

Los puntos fuertes de la monumental obra de Ellroy son dos. El primero de ellos es la gran variedad de géneros con los que impregna su trilogía. La novela histórica mezclada con la ficción es el pilar fundamental que sostiene a esta grandísima obra. El drama es el leit motiv de su obra, donde todo es trágico y nadie está a salvo. El drama político, la carrera por las elecciones, la forma de afrontar los asuntos más importantes por parte de los presidentes. La novela negra al más puro estilo detectivesco, con gangsters, persecuciones, seguimientos y escuchas. Comedia, mostrada por las geniales frases de los personajes con sus mordaces e inteligentísimos diálogos y el sentido del humor del narrador, un tipo que está pasado de rosca, de vuelta de todo y que se ríe de todo y de todos. Y, cómo no, historias de amor entre personajes opuestos, siempre sin llegar al sentimentalismo de baratillo.



La maestría de Ellroy se manifiesta en su impresionante estilo narrativo, casi telegráfico. En su mejor obra, América, la tensión va in-crescendo, con frases cortas, una gran descripción de la historia, completamente detallada. Seis de los Grandes es la obra homenaje a los telegramas. Su estilo es asfixiante, con frases de tres palabras seguidas de puntos. Quitando conjunciones y artículos. En momentos exaspera, pero una vez acostumbrado a la lectura, la novela es casi tan genial como las demás. Y en Sangre Vagabunda, vuelve con un estilo más cercano al de América, sin tanto laconismo como en Seis de los Grandes pero igual de seco y contundente. Todas ellas con un encabezamiento en cada capítulo con la fecha y el lugar de la historia, siempre con tres grandes historias paralelas que llegan a cruzarse y un sinfín de subtramas que encajan a la perfección en este complejo puzzle.

Si su estilo personal a la hora de narrar es clave, no lo es menos su magnífico manejo de distintos formatos. Ellroy es un hombre metódico, concienzudo y documentado para escribir sus historias. Gracias a sus amigos policías y periodistas, consigue dotar a sus obras de un enorme realismo, sabes que, aunque hay hechos verídicos es ficción, pero no lo parece. Cualquiera puede creer que es la realidad tal y cómo pasó. Y eso tiene un mérito increíble. En su trilogía, hay cabida para la transcripción de llamadas telefónicas grabadas por parte del F.B.I, con unos encabezamientos explicativos muy reales. Documentos secretos de la C.I.A y del Buró detallando los últimos acontecimientos y las formas de relatar las próximas operaciones. Escuchas de conversaciones, con gran descripción de interferencias, minutos transcurridos y ruidos, consiguiendo que el lector se imagine escuchando dichas conversaciones de manera dificultosa con unos cascos cutres. Además, también se intercalan artículos de prensa, titulares y subtitulares de los grandes periódicos estadounidenses con fecha, y extractos de diarios personales. Todo ello incrustado en las novelas, con sentido, siempre acorde con lo que sucede en la historia.

Para conseguir ese gran realismo muy cercano a la verdad, Ellroy indaga en los hechos históricos y en los hombres que los llevaron a cabo. Tenemos a todos los presidentes y los candidatos: JFK, Nixon, Lyndon B. Johnson o Hubert Humphrey. Robert Kennedy y su comité anti-mafia. El director del F.B.I, el más fascista de todos con tendencias homosexuales J. Edgar Hoover. Los policías y agentes del FBI Guy Bannister, J.D. Tippit y Maynard Moore. Jimmy Hoffa, Jules Schiffrin y el sindicato de camioneros. La Mafia, representada en el trío de capos de Nueva Orleans, Chicago y Tampa, Carlos Marcello, Sam Giancana y Santo Trafficante. Jack Ruby y Lee Harvey Oswald. El gran magnate Howard Hughes, un neurótico completo, brutal, que vendió la TWA para comprar casinos en Las Vegas. El inmenso poder de esa infame hermandad llamada Ku-Klux Klan, representante del racismo absoluto. O los líderes de un movimiento nacido en los años ’60, el nacionalismo negro, con el doctor Martin Luther King a la cabeza y los cuatro grupos más importantes: los Panteras Negras, Esclavos Unidos, Frente de Liberación Mau Mau y la Alianza de la Tribu Negra. Y personajes del mundo del cine como Frank Sinatra, colaborador de la mafia, o el homosexual Sal Mineo.



Todos estos hombres junto con los personajes ficticios, formaron parte de diversos hechos claves para entender la historia de los EE.UU: Los ya mencionados asesinatos de los Kennedy y Martin Luther King; el inicio del escándalo de Watergate; el fin del poder de Hoover, el declive de Howard Hughes; La Guerra de Vietnam y el negocio del narcotráfico que allí se practicaba; el intento fallido e inútil de invasión a la Bahía de Cochinos, ejemplo esclarecedor de las persecuciones que se realizaron contra el comunismo ayudados por la mafia y el odio hacia el líder cubano Fidel Castro; O los ya citados movimientos, el racismo del Ku-Klux Klan que luchó contra la homosexualidad y los negros y el nacionalismo negro, un movimiento reivindicativo que buscaba sus derechos en la sociedad norteamericana. Y los escándalos sexuales de JFK y la lucha de su hermano contra las actividades de calibre mafioso.

Para conseguir que funcione a la perfección todos estos acontecimientos, Ellroy crea una gran lista de personajes que tienen una gran importancia durante todo el relato. Algunos secundarios son: Barb Bondurant, esposa de Pete Bondurant; J.P. Mesplede uno de los asesinos de JFK; los expertos en escuchas ilegales Fred Turentine y Fred Otash; el pez gordo de Las Vegas Wayne Senior y su mujer Janice; el proxeneta negro Wendell Durfee; los activistas anticastristas Fulo Machado, Fuentes y Arredondo; los activistas negros Mo Jackson y Bayard Rustin; el hombre de Pete Bondurant Chuck Rogers; Gretchen Farr/Celia Reyes, participante en la matanza del 14-6; la diosa roja Joan Rosen Klein; Karen Sifakis, amante de Dwight C. Holly y pro-comunista; Marie Reginald-Hazzard amante negra de Wayne Tedrow Jr.; Marshall E. Bowen, agente negro infiltrado del F.B.I. y su gran enemigo, el policía racista Scotty Bennett; Jomo Kennyata Clarkson, ministro de propaganda del FLMM y Leander James Jackson, proveedor de armas de la ATN.

Aun con este ramillete de secundarios y todos los personajes reales, la novela seguiría estaría coja. Para crear una gran obra literaria, se han de contar con grandes protagonistas. Y el sexteto de personajes principales que Ellroy ha creado, tienen un carisma y una fuerza impresionantes. Ellos son:

Kermper C. Boyd: Es el agente infiltrado del F.B.I para espiar a los Kennedy, con los que llega a entablar amistad y es partícipe de sus habilidades. Es un hombre chistoso, metódico, adicto a las drogas para calmar sus repentinos cambios de estado de ánimo.

Ward J. Littell: Abogado de profesión, es un hombre que trabaja para el F.B.I. investigando el fondo de pensiones del sindicato de camioneros. Es un hombre mayor, con sobrepeso, alcohólico, de tendencias izquierdistas que nada gustan a sus jefes. Su importancia en la obra es vital, ya que sufre una transformación que va de menos a más.

Pete Bondurant: Es el puto amo absoluto de toda la obra. De origen francés, es un ex miembro de la CIA que trabaja como matón de Howard Hughes. Un yonki del tabaco, sus casi dos metros, su gran corpulencia, su manera de soltar frases lapidarias, le convierten en el duro por antonomasia. Todo el mundo le teme y, los que se enfrentan a él, sufren las consecuencias. Es el gran Pete B.

Wayne Tedrow Jr.: Hijo del magnate Wayne Sr, es un químico que tiene que encontrar a un proxeneta negro, Wendell Durfee, el día del asesinato de JFK en Dallas. Su viaje le traerá graves consecuencias, quedando muy trastocado de todo aquello. Su perseverancia a la hora de reconstruir los hechos, es su gran virtud.

Dwight C. Holly: Es el hombre clave de J. Edgar Hoover, un tipo tan ultraconservador como él. Es un hombre curtido en mil batallas, ayudado por confidentes comunistas para llevar a cabo la Operación Hermano Maaaalo, consistente en desarticular a la ATN y al FLMM.

Don Crutchfield: Investigador privado de la empresa Duber y Asociados, es un mirón profesional. En su tiempo libre busca a su madre desaparecida. Su labor es encontrar a la misteriosa comunista Joan Rosen Klein y saber lo que ocurrió con unas esmeraldas robadas.

Con esta impresionante trilogía, Ellroy se ha quitado el calificativo de autor de novela negra, porque no es sólo eso. Él mismo se define como un escritor, con mayúsculas y a buena fe que lo es. Con la trilogía americana, Ellroy ha pasado a ser uno de los grandes escritores contemporáneos de la literatura norteamericana.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

F.C. Barcelona 5- Real Madrid 0

La pareja perfecta

BARÇA IMPERIAL

El Barcelona hizo un partido perfecto con una precisión increíble en el juego de toque y una circulación de balón a la velocidad del rayo. El Madrid no presionó en ningún momento, sin fuerzas, timorato, superado por un gran Barça. Los azulgrana se colocan líderes adelantando a los blancos. Un partido para la historia, sencillamente, espectacular.

Lo acontecido anoche en el Camp Nou fue un partido glorioso para todo el barcelonismo y nefasto para el madridismo. Ni los más optimistas de unos ni los más pesimistas de los otros, hubieran imaginado que el partido podría deparar una diferencia brutal tanto en juego como en resultado. El que se presumía como uno de los partidos más igualados de los últimos años, sólo tuvo un color: el blaugrana. Un partido que ya forma parte de la historia de los Clásicos.

El partido tiene una sola lectura: La aplastante superioridad del Barcelona frente a un más que pobre y desarbolado Real Madrid. La avalancha de ese juego de toque del Barça, ejercido con precisión de cirujano a la hora de realizar el pase perfecto, con una circulación del esférico a una velocidad estratosférica, fue de principio a fin. Dirigidos por la batuta de Xavi e Iniesta, los veinte primeros minutos fueron lo más grande del partido. Toque rápido, desmarques constantes, paredes y un Real Madrid a verlas venir. Mourinho planteó mal el partido, colocó su línea más adelantada en el centro del campo, sin presionar la salida de balón del Barça, una de las pocas claves para ganar a este majestuoso equipo. Ésa y la acumulación de hombres en el centro del campo. Ni lo uno, ni lo otro, y así, es imposible que un equipo como este no te golee. Avisó Messi a los cinco minutos con una parábola preciosa que estrelló en el poste. Era el preludio. Cinco después Iniesta hizo un pase al hueco del área, Marcelo se enredó y muy listo, Xavi, girando sobre sí mismo batió a Casillas con un toque sutil. El segundo vino en menos de diez minutos. Xavi cambia el juego a la banda izquierda, Villa desbordó a Ramos en la línea de fondo, tiró, cantó Casillas y Pedro solo tuvo que empujar. 2-0 en 18 minutos, y ahí se acabó la historia.

Hasta el descanso, casi sin noticias del Madrid en ataque. Sólo un disparo de Di María. Valdés vivió su noche más plácida. El partido se encanalló, fruto de un lance protagonizado por Cristiano Ronaldo y Guardiola. Decir que el técnico azulgrana no debió retirarle el balón, fallo. Pero la reacción del portugués con ese empujón no tiene justificación alguna. Tildar a Pep como el malo de la película y como el provocador, es una falacia. Iturralde obró bien, con amarilla para el portugués y para Valdés por salir de su portería a meter cizaña. Carvalho dio un hombrazo a Messi. No pareció agresión, pero por menos se expulsó a Villa en San Mamés. Poco después, Cristiano cayó en el área barcelonista. Valdés llega antes que el portugués, al que después, por la inercia del movimiento, le derriba. Sinceramente, creo que no es penalty porque el guardameta iba a por el balón de manera evidente y llega antes que el luso.


El gravísimo empujón


BAILE TOTAL Y ABSOLUTO

La segunda parte fue más de lo mismo. Mourinho ya asustado por lo que se le veía encima, optó por meter a Lass en lugar de Özil. Quizá debió hacerlo desde el principio, pero a toro pasado es muy fácil comentarlo. El Madrid, timorato, contemplativo y el Barça a lo suyo. Volvió a salir en tromba, con ese juego maravilloso y no tardó en sentenciar de manera definitiva. Messi se convirtió en el perfecto asistente, moviéndose por todas las zonas del campo. Ayudó a conseguir superioridad numérica en centro del campo para tener más el balón. Incluso pudo dar más asistencias de las que dio en alguna jugada de ataque muy clara. Un pase perfecto a Villa que, en fuera de juego por un palmo, batió por bajo a Casillas. Dese luego si lo anulan, no hubiera pasado nada, pero ha sido válido porque, ante la duda, se deja seguir. El cuarto vino tres minutos después, con un pase aún más magistral si cabe de Messi, al hueco, de escuadra y cartabón, donde Villa volvió a ganar en velocidad a la defensa y marcó de caño. Espectáculo total.

A partir de ese momento, el partido fue un baile del Barça en el más sentido estricto de la palabra. Moviendo, tocando, con taconcitos, gustándose completamente. Bajando el pistón para no hacer más sangre de la que pudieron haber hecho, con escasas situaciones de peligro. Fue a partir de ese momento, una serie de rondos infinitos con la grada enaltecida con los olés y gritos contra Mourinho. El Madrid corría detrás del balón, impotente, no llegaba. En ningún momento del partido pudo hacer algo este pobrísimo Real Madrid, que fue maniatado por un gran Barça y que no mostró su nivel real. Las posesiones eran eternas, los pases incontables. Un Barcelona, sencillamente majestuoso. La gran ovación se la llevó Xavi Hernández, futuro Balón de Oro y si los sabios futbolísticos no pierden el norte, porque estamos ante un jugador brillante.

El quinto y definitivo gol llegó en el descuento, Bojan centró al corazón del área y rápidamente apareció Jeffren, que elevó el esférico para poner la manita. El equipo lo celebró en el banquillo como una piña, y la imagen de Piqué alzando su mano para deleite de todo el Camp Nou, quedará para la posteridad. Aún hubo tiempo para más, y Sergio Ramos dio una soberbia patada a Messi y fue expulsado. El sevillano perdió los papeles por completo, primero atizando en la cara a Puyol para tirarle al suelo y después empujando a Xavi. Que Iturralde no haya mencionado esto en el acta y que sólo le caiga un partido con ello, demuestra su mal arbitraje pese a que estuvo correcto en las decisiones importantes.


El túnel de Villa


El Barcelona adelantó al Madrid en la clasificación. Cierto es que queda mucha Liga, que este partido en absoluto es definitivo. El resultado dará mucha confianza a los culés y estará por ver cómo afecta psicológicamente a los merengues. Para la Liga no es un resultado fundamental a día de hoy, pero para la historia del fútbol sí. Porque quedará en los anales este partido de un Barça imperial, infinito. Uno de los mejores partidos que yo haya visto en mi vida.


LAS CLAVES:


El Barcelona dominó de principio a fin. Xavi, Iniesta, Messi y Busquets se adueñaron del centro del campo, circularon la pelota a una velocidad vertiginosa desarbolando por completo a su rival. El juego de toque se impuso a la potencia.

El Madrid no existió. Ni presionó, ni defendió, ni atacó, muy gris. El partido fue desastroso en todos los sentidos, lo único positivo es que ni siquiera se ha terminado la primera vuelta

El árbitro: Mal Iturralde, no por las decisiones importantes (aunque algunas discutibles) sino por conceptos. No es lógico que apenas pitara faltas flagrantes tanto de un bando como de otro, que aplicara la ley de la ventaja sin sentido alguno,y que dejara seguir después de faltas de libro cuando el balón lo recuperaba el equipo infractor.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Bienvenidos a la spanish-scottish league

A tres días vista del clásico, crónica que realizaré si estoy de buen humor (ejem), y mourinhadas aparte, conviene hablar sobre un tema que se ha estado debatiendo mucho durante estos días que afecta a todo el mundo futbolístico: los derechos de televisión. La LFP está negociando estos derechos correspondientes a la temporada 2013-2014, es decir, para dentro de tres años. La práctica totalidad de los 42 equipos están de acuerdo, discrepando de este formato el Sevilla,Villarreal, Espanyol, Zaragoza, Athletic de Bilbao y la Real Sociedad, que se han negado a firmar el contrato propuesto por Real Madrid y Barcelona.


Gráfico de porcentajes a cobrar propuesto por los grandes


El primer grupo en el que se incluyen los dos grandes (35%) y el Atlético de Madrid y el Valencia(11%) que también obtienen un porcentaje especial, argumentan que ellos producen más dinero, tienen más audiencia televisiva, por lo tanto, han de ganar más. Además, tienen un gran respaldo por parte de los equipos pequeños, ya que un 9% va destinado a los clubs de segunda, con lo que aumentarían de manera notable su presupuesto, y se asegura un 1% para los equipos descendidos, ya que, cuando un club desciende a Segunda División su economía se ve muy mermada. Dos ejemplos claros y recientes son la Real Sociedad y el Málaga, que debieron entrar en la Ley Concursal, es decir, aplazamiento de la deuda. Por otro lado, el segundo grupo argumenta que, con este reparto, la desigualdad frente a los dos grandes cada año se va haciendo mayor, siendo prácticamente imposible que puedan presentar batalla por alzarse con el título de Liga. Así, la competición está muy desequilibrada y resulta muy poco competitiva. Para ello, se aferran a modelos como el inglés, el italiano o el francés, un modelo equitativo, donde se reparte el dinero por la audiencia y por el puesto en la clasificación, reduciéndose así las diferencias de cobro.

Con esta situación, todos y ninguno tienen razón. Por una parte, el primer grupo liderado por los grandes se asegura una gran parte del pastel, siendo obvio que Madrid y Barça deben cobrar más porque son los que más generan. Además, asegurar la economía de los equipos modestos es fundamental para su supervivencia. Pero, por otro lado, es evidente que, cada año la distancia entre los dos colosos del fútbol es mayor, hasta llegar a ser abismal. No hay pelea, parece que la Liga se decide en una eliminatoria a doble partido entre culés y merengues. Realizar un modelo que llueva a gusto de todos resulta una auténtica quimera.

Personalmente estoy más a favor del segundo grupo que del primero, aun estando completamente de acuerdo en que hay que salvaguardar a los clubs que menos capacidad económica tienen. Con ese reparto equitativo, supondría para muchos clubes una inyección brutal de ingresos, permitiendo que los modestos funcionen sin ningún tipo de problemas a la hora de afrontar los pagos, y los clubs de, por así, decirlo, "clase media" puedan fichar a jugadores que a día de hoy están por encima del precio de mercado, y así poder luchar por ganar la Liga. Una cosa es que los dos grandes cobren más dinero por las razones ya argumentadas, amen de la historia y otros merecimientos, y otra cosa es la aplastante y desproporcionada diferencia de 100 millones de euros frente al tercer club que más cobra. Porque esos 100 millones se aumentan de forma progresiva, es decir, la diferencia al año siguiente será de 200, de 300 al otro y así sucesivamente, con lo que Barça y Madrid serían inalcanzables. Además, no por ello iban a dejar de ser los grandes equipos que son, porque siguen obteniendo muchos ingresos y tienen una mayor capacidad de endeudamiento al no ser Sociedades Anónimas.

Cierto es que los derechos televisivos no son la única fuente de ingresos de los clubes (aunque sí la mayor) ni eso te garantiza éxitos deportivos. La mala gestión de muchos equipos que viven por encima de sus posibilidades, mala planificación deportiva, partidos en los que son incapaces de ganar frente a equipos más débiles por cualquier circunstancia, etc. Hay un millón de variables, todas ellas debatibles y opinables, pero que no son el tema en cuestión. Lo cierto es, que los derechos de televisión es la primera piedra para que los clubes puedan crecer tanto económica como deportivamente, a lo que hay que añadir una buena gestión para resultar competitivos.


Tabla comparativa con lo que se cobra actualmente en las grandes ligas


La razón principal del debate es la nula competitividad en la Liga española, algo que también nos afecta a los aficionados. Muchos han argumentado que, en el resto de Europa, tampoco hay tanta igualdad como nos quieren vender. Si miramos los resultados de los últimos años, Chelsea y Manchester se han repartido los seis últimos títulos en Inglaterra (al igual que el Barça y el Madrid); el Inter se ha alzado con cinco scudettos consecutivos en Italia; en Francia el Olympique de Lyon fue una apisonadora hasta hace dos años, logrando 7 títulos seguidos y en Alemania el Bayern de Münich ha logrado cuatro de los seis últimos títulos disputados. Esa diferencia es evidente que existe, pero conviene analizar números más concretos.

Las mayores diferencias del primer clasificado respecto al tercero, tomando los seis últimos años en los diferentes países son: Alemania: 12 y 14 puntos; Francia: 22 y 23 puntos; Italia 13 y 35 (temporada en la que varios clubes empezaron con puntos negativos); Inglaterra: 18 y 21 y, España: 18 y 28. Cierto que son números similares, pero España tiene la mayor diferencia, teniendo en cuenta el condicionante de aquella temporada en la Serie A. Las diferencias mínimas son números más esclarecedores: Alemania: 4 y 5 puntos; Francia: 7 y 9 puntos; Italia 10 y 12 puntos; Inglaterra 4 y 7 puntos; España 5 y 13 puntos. Es decir, el segundo mínimo es superior a uno de los máximos de Alemania. Cierto es que en Italia parece que la lucha entre los tres primeros está como en la española. Nada más lejos de la realidad: el Inter dominador de los últimos años favorecido por el descensos de la Juventus, de equipos que contaron con puntos negativos al inicio de la temporada por los amaños de partidos, ocupa actualmente la sexta posición a nueve puntos del líder, el Milán, lo que indica, que la Serie A se va igualando.

La Liga española es poco competitiva, aburrida, sólo van a ganar uno de los dos grandes. No hay interés, ni emoción, se desangra. La competición se va pareciendo cada vez más a la Liga escocesa, esa dualidad Celtic-Rangers, que se han repartido los últimos 25 campeonatos. ¿Queremos eso para nuestra Liga?

* Imágenes usurpadas a la buena gente de DDF, un gran blog futbolísitco, ya que se las mango, por lo menos les doy un poquito de publicidad.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Grandes Películas de la Historia: Grupo Salvaje (VI)

Título: Grupo Salvaje
Título Original: The Wild Bunch
Director: Sam Peckinpah
Guión: Sam Peckinpah & Walon Green
Música: Jerry Fielding
Fotografía: Lucien Ballard
Reparto: William Holden, Ernest Borgnine, Robert Ryan, Warren Oates, Edmond O'Brien, Ben Johnson, Jaime Sánchez, Emilio Fernández, L.Q. Jones
Año: 1969 Duración: 140 mins Color
SINOPSIS: Una banda de viejos forajidos quieren dar el último gran golpe de sus vidas entre la frontera de México y EE.UU en medio de la revolución mexicana. Al otro lado, un grupo de federales y un traidor van en su busca






EL ÚLTIMO VIAJE


Grupo Salvaje es una de las obras cumbres del western, una monumental película del maestro "Bloody" Sam Peckinpah.

Peckinpah nos ofrece un western crepuscular lleno de pesimismo. Su ritmo narrativo es realmente denso, pero necesario para enseñarnos el horror. Nos muestra una nueva era en la que aparecen el automóvil y la ametralladora, un salvaje oeste moderno, lejos de los paradigmas del clásico. Retrata un mundo infernal, en el que los personajes se mueven por la codicia. Son corruptos, sucios, violentos y salvajes. Muy salvajes. Nuestra “querida” banda, son un puñado de hombres viejos, cansados, hartos del mundo, que saben que su destino está sellado: el infierno. Marchan hacia su último golpe, el de la retirada, el de nunca más. Quieren dejar de lado la vida cruel para pasar a una mejor. Todo ello orquestado por la magnífica dirección de Sam Peckinpah, igualando el mejor de los lirismos de Ford, pero dejando claro su impagable y demoledor estilo.

Los grandes temas de la cinta son la amistad, traición, el código de honor entre los hombres incivilizados, ambos temas alcanzan su cénit de la obra de Peckinpah, la codicia e incluso la redención. Todos buscan la redención, sus pecados deben ser perdonados intentando hacer algo bueno en esta miserable vida. Los diálogos son algo de otro mundo, ya no es que sean lapidarios, simplemente son apabullantes. Unos diálogos sobrecogedores, donde en todo momento se capta la tragedia de unos hombres sin futuro alguno. Saben cual es su destino y no hay forma de evitarlo.
El pesimismo se respira en cada plano. Como trasfondo, tenemos la revolución mexicana en los tiempos de Pancho Villa y donde los mexicanos son tan salvajes como los hastiados americanos, aunque no es el asunto principal de la película, ya que no es un film que se centre en los entresijos de esta guerra, sus temas son más universales que este, humanos, de mayor calado.



El traidor, el gran Robert Ryan


Peckinpah rueda con un pulso lento, pero capaz de manejar la cámara a su antojo contando con la impresionante fotografía a cargo de Lucien Ballard, que retrata a los hombres viejos en el nuevo oeste a la perfección Pero, lo mejor de la dirección, son sin duda las escenas de acción. Sam las condensa con un hábil montaje, preparándonos para la hecatombe que está a punto de estallar. La acción transcurre con el freno de mano echado, pareciendo que no va a sucede nada. Y, cuando lo hace, es sencillamente brutal. Los estallidos de la acción son su punto álgido. Peckinpah posee un sadismo exacerbado, cruento como él solo. Las escenas a cámara lenta sirven para darle más énfasis, en donde la sangre explota y nos impacta. Las dos matanzas del principio y del final, son de lo más sórdido de la historia del cine. Realmente llega a dar miedo.

Y todo ello con un formidable reparto. Empezando por Jaime Sánchez, un joven intrépido mexicano que sufrirá el mayor de los dolores. Warren Oates y Ben Johnson interpretan a una pareja de hermanos sucios y barbudos, violentos, mujeriegos y que sólo quieren dinero, con momentos cómicos. Emilio Fernández como el villano, un tipo que sólo quiere acumular riquezas y poder enfrentarse a Pancho Villa por el poder.

Después, tenemos a los cuatro mejores. Ese gran secundario que es Edmond O’Brien, un viejo inteligente, que vale para algo más que vigilar caballos. Está cansado, pero aún tiene ganas de vivir junto a sus compañeros de fatigas, sus amigos. Ernest Borgnine, como siempre en su línea. Es el amigo fiel, un hombre que no traicionaría jamás a los suyos. Un tipo desquiciado de la vida, que sólo piensa en mandarlo todo al carajo. Vive por y para su banda. Robert Ryan vuelve a deleitarnos con otra soberbia actuación. Es el traidor del grupo, un hombre que, por circunstancias, se ve obligado a ayudar a la ley para no volver al infierno. Desea la redención, pero añora a sus viejos amigos. Tiene remordimientos de conciencia tanto por su pasado turbio como por su presente, sabe que debe hacer lo correcto pero siente un gran pesar por atacar a sus antiguos amigos de fechorías. Y, una vez más, hay que quitarse el sombrero ante uno de los grandes: William Holden. Un tipo duro y rudo, cínico, el jefe del grupo. Su autoridad es aplastante, su forma de hablar no lo es menos. No ansía nada terrenal, quiere olvidarse de su pasado y de su presente. El resto del mundo no son más que obstáculos en su camino. Solamente se preocupa por sus amigos, sus colegas de viaje. Otra sensacional actuación.



Camino al infierno


Grupo Salvaje es el western crepuscular por excelencia. Es la despedida y el cierre. Es el adiós a una era y el inicio de otra. Ningún otro western ha sabido retratar mejor un mundo de pesimismo en donde los hombre viejos no tienen cabida. Un clásico inmortal para entender lo que fue y en lo que se convirtió el salvaje oeste.

Media IMDB: 8,1 (31.796 votos)
Media Filmaffinity:8,2 (12.896 votos)
Media Cinetrivia: 8,14 (7 votos)